domingo, 17 de enero de 2016

Historias de sirenas, buzos y astronautas

sirena y buzo

A veces recuerdo que fui sirena y me gustaban los marineros. Y también los buceadores, tan intrépidos en su búsqueda del misterio de los océanos. Pero sobre todo, me gustaban los buzos, con esos trajes alucinantes que los convertían en tritones con piernas, lentos y acorazados. Ellos me miraban hipnotizados y luego, al regresar a su mundo, eran tomados por locos si hablaban de la mujer acuática de pechos descubiertos. 

Ahora que perdí la cola de pez y me adorno con tacones en lugar de escamas, que mis estrellas son de luz y no respiran y mi techo tiene espuma de nubes, amo a los astronautas que surcan el espacio en sus trajes protectores. Los miro, pienso en mis amores con los buzos perdidos y espero que uno me coja de la mano y me lleve a volar. Tal vez así me crezcan alas.

Sospecho que siempre me gustarán las miradas desde detrás de un cristal.

#VolemosAstronauta

*No conozco al autor de la fotografía en la que está basado este gif que tampoco sé quién ha hecho. Lo encontré en el muro de Facebook de un amigo por casualidad y surgió el texto automáticamente, casi sin pensar, por eso lo escribí directamente en la página de fans de Viviendo al otro lado del espejo. Como parece ser que gustó, lo he traído al blog. Si alguien sabe el nombre del autor de la foto que me lo haga saber y lo pondré.

Si te ha gustado lo que has leído, suscríbete a mi lista de correo y recibe las próximas publicaciones directamente en tu email :)

COMENTARIOS DESDE GOOGLE+
COMENTARIOS BLOGGER (SI NO TIENES GOOGLE+)

20 comentarios:

  1. Me encanta. Lo vuelto a leer y no deja de gustarme. Tiene magia.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, preciosa. A ver si saco tiempo y me pongo yo también al día con tu blog, que sabes que me gusta leerte :)
      Besos

      Eliminar
  2. Has dado letras a una imagen preciosa. Me ha gustado mucho tu versión de sirena, una bellísima y tierna historia.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerme, me alegro que te hayan gustado mis palabras de ex-sirena :)
      Abrazos y sonrisas

      Eliminar
  3. Oiga, he buceado por entre el mar de palabras tan, tan, tan...Como un mero, mero, mero..., vamos un mero y *creo -*por esta vez- que necesito socorrista para una respiración forzosa al dejarme sin aliento. S.O.S
    Y mola, igual que aquel circuito de Fórmula 1. *Se me han roto los cables

    Y aún estoy en apnea, qué venga pronto...jeje

    [*Se me han roto los cables que me mantenían a flote en superficie, pescando descalzo a bordo de una gamela de palo de naranjo y con duerme vela por foque que de la mayor poco queda.
    Se me ha ido a estribor botavara inexistente que en tan poco espacio es más un imposible que cordura de grumete.
    Se me rompió la bitácora de un golpe de ola y voy sin rumbo fijo por carecer de sextante y sin compás del que fiarme me llega usted con un apunte de aguamarina inmersa en fondos de posidonia.
    Fondeando alrededor de un remolino de siete mares un kraken me invita al más profundo inhóspito y recalcando sus grandes ojos me atenaza con descaro conocer el fondo de la cuestión sólo porque en su abismo están las llaves de un cofre de leyendas por descubrir y que perdí hace tiempo.
    Se me quedó a flote el chaleco de polietileno hueco, las zapatillas de costumbre y las gafas de buceo y por si se le viene bien voy a ver si las encuentro.
    Me tiro al agua. Inmersión. Fuego el uno.
    Me hundo, glu glu glu]

    Fermosas é pouco, máis sábenme
    coma as cantigas aquelas dende as bouzas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fermosas letras galegas esas con las que acabas el texto, que a su vez es fermoso e cheo de auga. Qué ganas de escoitar falar tu lengua (mezclo ambas, que a todo galego non llego)

      Qué gustosos comentarios siempre los suyos.

      Bicos acuáticos e marítimos, esto último inevitable viniendo de mí.

      Eliminar
    2. Pues de esos argonautas de las profundidades y del exterior tengo desde hace tiempo un escrito que por falta del mismo es borrador desde noviembre. Y es que hablar de hombres rana, anfibios y escafandras de más de diecisiete quilos de peso son cosas sensibles que bien conocemos y ya parlamentamos. De las otras, las cósmicas, alguna probé en su día pero, por otros motivos, las tallas eran a medida y ya no quedaban de las sueltas.

      ¿Qué singladuras sumergidas en marejadas inmersas de comunes espacioleajes ya comentados nos atoran encallando entre diademas de estromatolitos invisibles? :))´
      Epílogo fundente:
      Bosque de abismales fosforescencias rondan susodichas praderas, en sus mesas de madera, tablas de pasión y salvación sean.

      Eliminar
    3. En los bosques marinos, lobos (de mar)serán, los que las mesas rondarán.
      Se me ocurre, así de pronto.
      Hay mucho que hablar, entonces, sobre escafandras cósmicas "cando se pon a lúa tras dos penedos"

      Eliminar
    4. Rondaba a poniente un búho que posado entrerramas ululaba desdicha del alba cuando llegaba la llena mientras las luces atardeciendo rociaban un grupo de tricolomas de pie violeta.
      Y el mar entornó sus ojos cerrando la posibilidad al sol de su última palabra ahogándolo.
      Pasado el arco pendular de un árbol presumían los colores de la noche y en voluptuosas formas se atragantaron los sonidos del viento.
      La ausencia quiso transmitirlas comparándolas.
      Vivo contraste de auxilio atan singular aullido justo a tiempo.
      Qué buen momento recoge esa idealismo y cuan necesario es para calmar el ánimo.
      Perplejo por todo tan grato, sí :)´
      Saludos

      Eliminar
    5. Palabras tan bellas que emocionan y poco más se puede añadir... o sí.
      Bicos

      Eliminar
  4. Profundas palabras como el mar del que surgen, del oceano y de ti, Mar... Describen la fotografía y la elevan, desde aguas remotas a espacios siderales. La fascinación, en cualquier caso, anida en nuestro interior y se plasma en todo escenario, y tu, lo haces de lujo.
    ¡Abrazo, Amiga de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosas palabras las tuyas, un honor y un placer que te gusten mis letras, Amigo. Me emocionas.
      Siempre un gusto tenerte por aquí, que me leas y leerte.
      Abrazos mil.

      Eliminar
  5. Las miradas al otro lado del cristal a veces son meros reflejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En parte somos siempre reflejos, en el cristal de una escafandra o en los ojos de los demás.
      Gracias por la visita :)

      Eliminar
  6. Gracias... http://laguaridadelcamaleon.blogspot.com.es/2016/02/meros-reflejos.html

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh! Gracias a ti. Me has dado una alegría grande :)

      Eliminar
    2. Reitero las gracias. La verdadera magia estaba en las palabras que escribías más arriba y en general en este lado del espejo al que much@s nos asomamos.
      Siempre es un gustazo leerte.

      Eliminar
  7. Es tal cual me enamore de un hombre con traje y casco con luna de crital que cubria su mirada...pero al sacarse el traje era un hombre loco sin rumbo...dejando huella en cada piel de una mujer que a las finales yo vole muy lejos de el...y el loco siguio sin rumbo y yo viviendo de sueño en sueño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sueños son el mejor de los refugios :)
      Gracias por la visita y el comentario.
      Abrazos

      Eliminar
  8. Es tal cual me enamore de un hombre con traje y casco con luna de crital que cubria su mirada...pero al sacarse el traje era un hombre loco sin rumbo...dejando huella en cada piel de una mujer que a las finales yo vole muy lejos de el...y el loco siguio sin rumbo y yo viviendo de sueño en sueño.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...