viernes, 2 de septiembre de 2016

Septiembre

The skeleton and the women. Franz Fiedler (1885-1956)


Septiembre y el ahogo,
el nudo en la garganta,
el ansia de quebrarme
                               los huesos

y no volver

o volver a otro mundo
                              que quizás no exista

o desaparecer tras la puerta
del calendario.

Septiembre trae la muerte
de todas las cosas
incumplidas,

de las cosechas no recogidas
                pudriéndose por dentro
de mi misma, que soy
mar con fondo revuelto
                         y mucha sal
                         incapaz ya de sanar
y llevo
aroma a tomates tardíos y hierbabuena
en los dedos
y el los ojos, el rojo
de las uvas maduras, que dejo
secar en silencio,

observando su degenerar.

Septiembre, implacable
látigo que rompe
la piel de los deseos
                     y siembra miedo
                               en los surcos abiertos,
                                                     palpitantes.

Septiembre de ojeras eternas,
catarsis de risas y llantos
                              privados,
de mareas vivas y naufragios.

Septiembre suena a frufrú de alas rotas,
a despertador de monstruos
durmientes, que resurgen
                             buscando a su creador.

Septiembre, implacable,
oculta un maldito recuerdo de fragilidad:
                                    igual que se nace,
                                                    se muere.

*La foto es The skeleton and the women, de Franz Fiedler (1885-1956). En un principio puse otra imagen para ilustrar el poema, pero buscando otra cosa, me di de bruces con esta fotografía que es mucho mejor.

Si te ha gustado lo que has leído, suscríbete a mi lista de correo y recibe las próximas publicaciones directamente en tu email

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...