viernes, 31 de octubre de 2014

En ocasiones, el Monstruo acecha

The monster in the mirror. Abby Kroke
The monster in the mirror, de Abby Kroke



Monsters are real, and ghosts are real too. They live inside us, and sometimes, they win. 
Stephen King


En ocasiones, el Monstruo acecha.

Me mira desde dentro y se ríe
mientras hurga en las rendijas del tiempo con dedos larguísimos y las uñas sucias de recuerdos.
Trae restos de amor y miedo entre esos dientes,
                                                                que mordieron despiadados los trozos de algún futuro                                                                                                                                                          abortado

y aún tiene hambre...

hambre de más deseos.

Es sabio y malicioso y conoce mis debilidades,
mis odios,
mis placeres,
y mis dolores

Por eso, muerde fuerte,
                            escondido en el interior de mi piel solitaria,
clavando los colmillos en la transparente imagen de tu yo ausente
                                                                                        que guardo ahí, junto al corazón,
protegida por una armadura de costillas y músculos palpitantes,

instándome a buscarte.

Miro al espejo y ahí está,
sonriendo con las encías descubiertas.

Hace un gesto obsceno con las manos,
saca una lengua enferma de lascivia y palabras,
y se relame saboreando mi miedo al vacío,
mi saber que yo, en el fondo, también soy él,

que cuando se me consuman la poesía y la cordura,
seré yo quien asome desde dentro de su cuerpo deforme.


............................................................................................................................................................

Y cuando yo duermo, él sigue despierto, y se ríe apretando mucho los dientes, para que no me olvide de que existe.


      Elijo Canción de amor y muerte de Iván Ferreiro como banda sonora, que es preciosa como pocas.


Y yo seguiré aquí a tu lado 
a pesar de lo raro 
que sea nuestro amor este amor 
...
Es un cuento 
y lamento 
que no haya un final de momento 
Y lo intento todo el tiempo 
que no haya un final de momento


Si te ha gustado lo que has leído, suscríbete a mi lista de correo y recibe las próximas publicaciones directamente en tu email :)


COMENTARIOS DESDE GOOGLE+
COMENTARIOS BLOGGER (SI NO TIENES GOOGLE+)

4 comentarios:

  1. Inquietante y estupendo poema. Si en algún momento del año es tiempo para pensar en monstruos, a nuestro alrededor o dentro de nosotros, es ahora, sin duda :)

    Me ha encantado, gracias por compartirlo con nosotros!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia, por leerme y por tus bonitas palabras. Me alegro mucho de que te haya gustado. Un abrazo :)

      Eliminar
  2. ¿hasta cuándo podemos esconder a nuestro monstruo interior?
    es más, ¿podemos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo, siempre asoma un poquito, aunque sea solamente cuando nos miramos al espejo o le quitamos el cerrojo a la consciencia.

      Gracias por leerme y por comentar :)

      Un saludo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...